Eficiencia energética de los equipos de Aire Acondicionado

índice

Los equipos de aire acondicionado actuales no tienen nada que ver con los que se fabricaban hace unos años. Ya no solo han incorporado un tipo de gas menos contaminante y bastante más seguro como es el R32, sino que se basan en tecnología avanzada para que ahora resulten mucho más eficientes como es la tecnología Inverter. Además, la estricta normativa europea en cuanto a clasificación y eficiencia energética ha dado pie a que los fabricantes pongan sus esfuerzos en diseñar modelos con un consumo muy bajo.

¿Qué tipos de aire acondicionado existen?

Para realizar una buena elección de un aire acondicionado eficiente y económico debemos fijarnos más en la etiqueta energética que en el coste final del equipo, ya que la primera permitirá dar una orientación muy clara del ahorro que supondrá invertir en ese aparato de aire acondicionado.

Actualmente, la tecnología Inverter (que permite climatizar una estancia tanto en invierno como en verano) se muestra como la más apropiada a la hora de elegir un sistema de aire acondicionado. Gracias a ella, el trabajo del compresor es mucho menor y, por tanto, hay un menor consumo energético.

Como una instalación de aire acondicionado se realiza para largo plazo, el ahorro cada vez que lo utilicemos influirá notablemente en la amortización del coste del sistema. Actualmente, los equipos de aire acondicionado no son caros de poner en marcha ni de mantener.





  • Ahorro en la factura de la luz

Con un equipo de aire acondicionado eficiente se puede ahorrar en el consumo de electricidad de la vivienda hasta un 30 %.

  • Buen funcionamiento y mayor vida útil

La eficiencia del equipo de aire acondicionado está estrechamente vinculada a las tareas de mantenimiento de este. A mayor eficiencia energética, mejor funcionamiento, contando con más años de vida útil los equipos más modernos y eficientes.

  • Menor impacto en el medio ambiente

Al reducirse el consumo energético del equipo de aire acondicionado, se reduce también el impacto negativo en el medio ambiente.

La eficiencia energética es un concepto relacionado con el consumo, y, por tanto, con el gasto económico. Cuanto mayor sea la producción de energía por cada kilovatio gastado, más eficiente será ese equipo. En el caso de los aires acondicionados, el estándar que determina la eficiencia se llama SEER.

Se trata además de un concepto muy sencillo de entender, si un equipo ha de desarrollar mucha energía para producir otra, no hablaríamos de un aparato demasiado eficiente. Por tanto, a mayor producción de energía, comparada con la inversión en kilovatios realizada, proporcionará un índice energético más alto y de ahí su eficiencia.

Por normativa europea, todos los aparatos de aire acondicionado de un consumo inferior a 12 kW, han de llevar una etiqueta energética, que será visible tanto en la unidad interior, la que se instala dentro de la vivienda, como en la exterior. En ella se hace referencia de forma muy visual y por un sistema de letras y colores a la clasificación energética, siendo actualmente A+++ la más eficiente.

Además, aparecen detallados los niveles de ruido, el SEER y el SCOP, si se aplicara, la potencia refrigerante y el consumo anual energético por zona geográfica. Así la elección de tu equipo de aire acondicionado resultará mucho más acertada y su consumo energético menor, siendo la eficiencia un concepto más sencillo de entender.




Estas siglas tienen que ver con la eficiencia energética de un aparato de aire acondicionado, aunque si el equipo no posee tecnología Inverter solo veremos la referencia SEER.

El SEER o Coeficiente de Eficiencia Energética Estacional hace referencia a los kW de energía producidos por cada kW consumido en modo frío. El SCOP hace referencia al mismo parámetro, la eficiencia, pero en este caso en modo calor.

En ambos casos, cuanto mayores sean estos índices, mayor será la eficiencia energética del equipo. Conviene tener en cuenta que los datos que se muestran junto a la sigla SEER de una etiqueta están obtenidos a través de cargas parciales al 100%, 74%, 47% y 21%. Estas cifras se estiman haciendo referencia al uso anual del equipo.

¿Es mejor comparar el SEER que la letra de la clasificación energética?

Principales diferencias entre los aires acondicionados

Los datos que aparecen en la etiqueta de un sistema de aire acondicionado arrojarán dos valores: la clasificación de letras y colores, de A+++ (más eficiente) hasta la G (menos eficiente), y el índice SEER. Queda entonces la duda de saber cuál es el valor por el que hemos de guiarnos.

Aunque pueda parecer que es algo que resulta indiferente, en realidad no es así. A la hora de adquirir un equipo de aire acondicionado eficiente, nos fijaremos de manera preferente en el valor del SEER antes que en la clasificación energética. La razón es simple, ya sabemos que un mayor valor de SEER indica una mayor eficiencia. Un valor de SEER igual o mayor a 8,5 ya supone un etiquetado A+++. Sin embargo, el índice SEER puede seguir subiendo, encontrando equipos con un valor mayor a 10. Por tanto, dentro de la misma clasificación A+++ hay equipos más o menos eficientes.



¿Cuál es tu Aire Acondicionado ideal?

Descubre la solución de Aire Acondicionado que más se adapta a tu hogar. Además, si lo deseas un instalador recomendado, se pondrá en contacto contigo para ofrecerte presupuesto gratuito y sin compromiso.

Solicita presupuesto gratuito

Contar con un equipo de aire acondicionado eficiente es apostar además por un aliado de nuestra salud. De sobra es sabido que nuestra salud está estrechamente relacionada con la calidad del aire que respiramos. Protegerse adecuadamente es una medida efectiva para evitar la transmisión de ciertas enfermedades y el agravamiento de algunos problemas respiratorios.

Los actuales sistemas de aire acondicionado están dotados con un sistema de renovación de aire y unos filtros biológicos con elevados niveles de filtrado que ayudan a mejorar la calidad del aire interior. Ello, unido con una ventilación de manera continua, evitará que queden partículas en suspensión que puedan ser nocivas para la salud.

Los equipos de aire acondicionado son totalmente seguros, por lo que su uso no implica ningún tipo de riesgo para la salud. Mantener los filtros en óptimas condiciones de limpieza ayudará a su mejor eficiencia y, por tanto, a que podamos respirar un aire carente de elementos perjudiciales.

Mantener además una correcta temperatura, tanto en invierno como en verano, ayudará ya no solo a encontrar un grado satisfactorio de bienestar y confort, sino a que el equipo trabaje adecuadamente y el consumo no se dispare.

Los equipos de aire acondicionado Climate Bosch ofrecen una alta eficiencia energética, acorde a los estándares más altos de la normativa vigente en Europa, y además incorporan la tecnología en climatización más avanzada. Te invitamos a descubrir la Gama Climate y comprobar cómo estos equipos pueden solucionar tus necesidades de climatización. Nuestros profesionales te ayudarán a escoger la mejor solución con una elección acertada para tu vivienda. Considera que se trata de una inversión a largo plazo que disfrutarás desde el primer día y que será un producto de confort en tu hogar que te acompañará durante mucho tiempo.

Como ventaja añadida, además, la aplicación Bosch HomeCom Easy* permite tener a la vista en el smartphone equipos de aire acondicionado para ajustar las opciones de configuración, programar los aparatos y recibir cualquier notificación importante. Ya disponible para descargar en iOS y Android .

*5 años de soporte en las actualizaciones para el accesorio WiFi de Aire Acondicionado, necesarias para el uso de la App. Para más información, consultar el manual de producto (PDF 7.3 MB) .

¿Cómo puedes conseguir la App de realidad aumentada Climate Select?

Si quieres descargar la nueva app de realidad aumentada Climate Select de Bosch, puedes hacerlo tanto en Google Play de Android como en el App Store de iOS para beneficiarte de todas sus ventajas. ¡Descárgala ahora!