Código Técnico de la Edificación (CTE) 2020

El plazo de 6 meses de aplicación voluntaria del Código Técnico de Edificación entraría en vigor seis meses después de su aprobación en diciembre de 2019, pero como consecuencia de la aprobación del estado de alarma por la crisis del coronavirus, este periodo se prorrogará tantos días naturales como el estado de alarma esté vigente, cuya fecha original de aplicación era el 27 de Junio de 2020.

Posiblemente el origen vaya más allá de las normativas europeas relativas a eficiencia como la directiva 31 de 19 de mayo de 2010 donde se define qué es un edificio de consumo de energía casi nulo. Una referencia puede ser el ya lejano protocolo de Kioto, pero sobre todo pesan los compromisos adquiridos en el Tratado de París organizado en diciembre del 2015 en el marco de las Naciones Unidas donde se marcó el objetivo de: No aumentar la temperatura media del planeta más de 2ºC respecto a valores de la etapa preindustrial.

El CTE está compuesto por documentos básicos como el HS de Salubridad o el HE de Ahorro de Energía. Cada documento básico está dividido en secciones y cada sección tiene un ámbito de aplicación, o bien en obra nueva (generalmente todos) o en reformas según unas determinadas condiciones.

Sí, cuando se cumpla alguna de las siguientes condiciones:

  • Cambios de uso en locales de más de 50 m2 de superficie.
  • Ampliaciones de más de un 10% en superficie del edificio o volumen y más de 50 m2 de ampliación.
  • Reformas con renovación conjunta de las instalaciones de generación térmica y más del 25% de la superficie total de la envolvente térmica final del edificio

Es un control por limitación de la energía primaria consumida en los edificios que tiene que ver fundamentalmente con la demanda térmica y el rendimiento o eficiencia del sistema de generación y distribución de la energía. Tiene en cuenta el consumo de energía primaria no renovable y total del edificio según la zona climática de calefacción, representando el consumo de energía primaria no renovable el 50% de la energía primaria total del edificio, considerando en el caso de viviendas, la energía para calefacción, climatización, producción de a.c.s., ventilación y control de humedad.

  • En Obra nueva y reformas con demandas de a.c.s. superiores a 100 l/día de a.c.s.
  • En obra nueva y reformas íntegras del edificio o de la instalación de generación térmica o cambio de uso pera demandas de más de 100 litros/día de a.c.s..
  • Ampliaciones en edificios no contemplado en el punto anterior con demandas > 5000 l/día de a.c.s. con un incremento superior al 50% sobre la demanda inicial.
  • Climatización de piscinas cubiertas nuevas, existentes o descubiertas que pasan a ser cubiertas.

Un 70% de renovable incluyendo pérdidas térmicas por distribución, acumulación y recirculación. En caso de demandas de a.c.s. inferiores a 5000 l/día este porcentaje será del 60%.

Siempre que la bomba de calor en servicio de a.c.s. tenga un rendimiento estacional medio (SCOPdhw) > 2,5

El Código Técnico de la Edificación CTE del 20/12/2019 Real Decreto 732/2019 contiene un documento de Ahorro de Energía HE, en el que la sección HE 2 se denomina: Condiciones de las instalaciones térmicas o actual RITE que se integra en el CTE.