Tecnología Junkers calefacción y a.c.s.
Convencional

agua caliente
 

Calderas con sistemas de Microacumulación

Cuando un usuario habituado a un sistema con acumulación, comienza a utilizar por primera vez un sistema de producción instantánea, como una caldera mural, descubre que, a pesar de que el aparato ofrezca magníficas prestaciones, siguen existiendo dos grandes motivos de queja en comparación con los sistemas de agua acumulada:

El tiempo necesario para que el aparato comience a producir el agua a la temperatura seleccionada de una forma estable. Parece inevitable que una caldera necesite cierto tiempo de reacción antes de encender el quemador y calentar su intercambiador.

La simultaneidad de puntos de toma. Muchos usuarios de calderas han experimentado estar en la ducha cuando alguien ha abierto un grifo en otra parte de la casa, y han sentido en su propia piel el golpe de agua fría seguido de un desagradable tiempo de espera hasta que en el mejor de los casos el aparato vuelve a estabilizar la temperatura.

Las calderas de microacumulación ofrecen solución a ambas demandas de los usuarios.

En esencia el principio es sencillo: el aparato acumula una pequeña cantidad de energía en su interior para suministrarla en el arranque, o en aquel momento en que la demanda de energía crece bruscamente y la caldera necesita tiempo para reaccionar.

Esta acumulación de energía puede realizarse en una cantidad de agua que se mantiene caliente con gas o con una resistencia eléctrica, o, tal y como hace Junkers, con sus calderas de microacumulación Euromaxx, por medio de un intercambiador de 50 kW, aislado mediante espuma de PU, que se mantiene en caliente los tiempos que el usuario desea.

En el caso de la técnica de Junkers, durante la producción del agua sanitaria, un sistema de triple sensor informa a la electrónica del régimen de llama que debe mantener para que ante pequeñas variaciones de consumo la llama reaccione rápidamente y gracias a su reserva energética el usuario no note que alguien ha abierto un segundo grifo.

Soluciones Junkers Calderas murales a gas convencionales

 

Ahorrar energía en la preparación de a.c.s.

Ud. puede ahorrar energía en la preparación de agua caliente, con la solución adecuada.

La producción instantánea de agua caliente ahorra energía

¿Ha reflexionado alguna vez sobre el uso de aparatos de producción instantánea de agua caliente? Al contrario que con las soluciones de acumulación, en este caso no se calienta una reserva de agua caliente, sino sólo se calienta agua cuando se necesita. De esta forma, se ahorra la energía necesaria para preparar y mantener agua caliente disponible en todo momento.

¿Qué sentido tiene gastar gas para mantener un depósito caliente, cuando usted no está en casa?

El empleo de una regulación moderna hace posible temporizar la preparación de agua caliente. Cuando usted no esté en casa o duerma, también duerme la producción del agua caliente.

¡Quien renuncia a la circulación del agua caliente, ahorra!

Para un gran confort de agua caliente, en caso de sistemas de acumulación, normalmente se emplean sistemas de recirculación. En estos casos, el agua caliente circula constantemente de los puntos de consumo al depósito y está disponible inmediatamente, cuando se abre por ejemplo el grifo del lavabo. La renuncia a una conexión de recirculación ahorra energía eléctrica, porque no se realiza el movimiento del agua caliente mediante una bomba. Además, esto reduce los costes de energía ya que, incluso en el caso de tuberías bien aisladas, se producen pérdidas por disponibilidad, debido al enfriamiento del agua caliente.

Calderas mixtas de Junkers; ahorro a través de la función ECO

Las calderas mixtas de microacumulación de Junkers que combinan la calefacción y la producción del agua caliente en un solo aparato le permiten preseleccionar el confort de agua caliente. En la posición ECO, la microacumulación comienza cuando se informa a la caldera de la necesidad de utilizar el servicio de agua caliente, mediante la abertura breve del grifo de agua. A esto lo denominamos sistema QuickTAP.

Calentadores sin piloto Junkers

Una llama piloto consume 13 gramos de gas a la hora. La utilización de calentadores de agua a gas sin piloto permanente, significa un ahorro de hasta 113 kg/año, es decir 9,1 botellas domésticas anuales. Si hablamos de gas natural, la cifra llega a los 120 m³.

La energía del agua enciende los calentadores Junkers

Incluso los calentadores de encendido electrónico necesitan una energía para la alimentación de su sistema de encendido y seguridad de llama: el denominado sistema de ionización. Esta energía suele proceder de pilas eléctricas. Los calentadores Junkers son capaces de extraer la energía necesaria para el encendido del quemador y la seguridad de llama por ionización, del propio agua que van a calentar, gracias a un hidrogenerador (turbina). De esta manera logramos un ahorro económico y reducir los residuos contaminantes.

Agua caliente a la temperatura de consumo

¿Qué sentido tiene gastar gas en calentar agua, para luego gastar agua para enfriarla? Los aparatos Junkers permiten ajustar la temperatura de producción del agua directamente a la temperatura de consumo, para gastar solo la energía precisa, y el gas estrictamente necesario. Es más, la modulación de llama consiste precisamente en la adaptación de la potencia, es decir del consumo energético del calentador, para mantener la temperatura de salida ajustada precisamente a la seleccionada por el usuario.

Soluciones Junkers para a.c.s.

 

Regulación y control

Junkers ofrece dos tipos de regulación: regulación en función de la temperatura ambiente y regulación en función de la temperatura exterior. Técnicamente, existen aparatos de regulación modulantes o aparatos todo/nada.

Termostatos en función de la temperatura ambiente

Se emplean principalmente en pisos. Se instalan normalmente en la sala de estar, y miden la temperatura del ambiente. La temperatura medida del ambiente dirige el funcionamiento de la caldera y, o bien regula la temperatura de ida de la calefacción hacia arriba o hacia abajo (termostatos modulantes) , o bien encienden y apagan la caldera.

Centralitas con sonda exterior

Se emplean principalmente para casas unifamiliares y se instalan como accesorio en el frontal de la caldera. Lo importante es que la magnitud a medir es la temperatura en el exterior. Según la temperatura exterior, se regula el funcionamiento de la calefacción y se corrige la temperatura de ida hacia arriba o hacia abajo. Para aumentar la exactitud de la regulación, se puede conectar también un termostato ambiente. Así, además de la temperatura exterior, se tiene en cuenta también la temperatura actual del ambiente.

Termostatos todo/nada

Los aparatos de regulación analógicos disponen de una unión sencilla con la caldera. La única información que proporcionan al aparato es la orden de encendido o apagado del mismo, en función de la temperatura ambiente de la estancia donde estén instalados, y de la temperatura consignada.

Termostatos modulantes

Representan la forma más moderna para la regulación de la calefacción. Los termostatos modulantes Junkers, pueden comunicar con la caldera. Los termostatos reducen o aumentan la potencia de los aparatos en función de la diferencia de temperatura ente la real en cada instante y la consignada. Además, la caldera puede transmitir información al termostato, correspondiente a bloqueos etc.…

Soluciones Junkers para regulación y control